Fabula del rey de los arboles


Los arboles decidieron elegir un rey entre todos ellos, y eligieron al olivo. Este se excuso dando a entender que su misión era crear ese preciado aceite liquido que tanto aprecian tanto dioses como hombres.

Luego se ofrecieron a la higuera y les contesto que no podía dejar de producir dulces frutos por reinar.

Y así hasta que llegaron al espino, y el espino respondió:

Si soy rey poneros bajo mi y mis espinas, para poder apreciarlas y quererlas.

Quien no saber dar buenos frutos, lo malo que ofrezca será para sufrimiento de los que se acercan.
 
Siguiente: la boda del sol

2 comentarios: