domingo, 18 de noviembre de 2012

La anciana y la gallina


Una anciana falta de dinero tenía una gallina que le ponía un huevo todos los días del mes.

Pensó que si alimentaba el doble al ave sería capaz de poner más huevo, con lo que la alimento fuertemente.

El resultado fue que la gallina engordó y no pudo poner ni un huevo por día.

Si fuerzas lo útil sin conocimiento, perderás su ventaja.
 
Siguiente: Fabula de la bruja

1 comentario: