Fabulas de animales para niños

Las fabulas son fuente de instrucción, desde niño nos han gustado estos breves cuentos, en donde los protagonistas son animales que pueden hablar. Las fabulas de animales para niños, además de ser divertidas, tienen una motivación clara: educar mediante una lección final, la moraleja.

Las fabulas pueden tener como protagonista a cualquier personajes, pero lo normal es que las fabulas sean de animales a lo que se les dota de características humana de amistad, amor, astucia, honestidad u otros valores que hacen que los niños adquieran mejor y de forma más divertida la enseñanza implícita dentro del este cuento de animales con moraleja.

Las fabulas de animales pueden darse en cualquier terreno y lugar, existen fabulas de animales de la selva, fabulas de animales de la granja, fabulas de animales domésticos o salvajes, fábulas de animales del bosque e incluso fabulas de animales fantásticos o animales mitológicos.

Las fábulas de animales les encantan a los niños de preescolar o de primaria e incluso de los grados de secundaria.

Cuentos de animales para niños

Se piensan que las fabulas nacieron en la India. Los hindúes tienen una gran predilección en su religión por humanizar a los animales. Ellos creen que los humanos se reencarnan en animales y de ahí puede venir la tradición de las fabulas de utilizar animales para caracterizar a los personajes de este tipo de cuentos.

Otra visión destaca que los hombres antiguos estaban inmersos dentro de la propia naturaleza y el reino animal era visto como seres iguales lo que se traducía en la narrativa oral que ha pasado de generación en generación.

Personajes en las fábulas

Las fábulas no son únicamente de animales, el hombre también protagoniza muchas de ellas directamente sobre todos bajo forma de profesiones como cazadores, labradores, herreros, poetas, médicos, carreteros y muchos más.

En otras ocasiones los personajes son mitológicos como dioses o semidioses.

Pero volviendo a los animales como protagonistas de las fabulas podemos destacar que cada animal normalmente tiene su papel caracterizado que tiene que ver conforme a su posición o comportamiento en el reino animal.

Por ejemplo, existen fabulas de liebres tímidas y ligeras, fabulas de águilas poderosa y fieras, los leones son fieros y majestuosos, los zorros astutos y ladrones. Podemos seguir con los perros fieles y vagos, monos creidos y juguetones.

Las fábulas representan a los ciervos como cobardes, los lobos astutos y fieros, al jabalí como valiente y prevenido, otros ejemplos de representaciones de animales en fabulas son al gallo como un personaje presuntuoso, la tortuga siempre torpe y paciente, el cuervo vanidoso o necio y el cordero ingenuo y travieso.

Así podríamos seguir interminablemente con todos los animales. Cada personaje animal de las fabulas nos muestran un carácter similar al propio comportamiento en la naturaleza, esto se hace así para dar más énfasis a la virtud o defecto del personaje de la fábula.

El desenlace de cada fábula de animales recompensa o escarmienta a los animales protagonistas de acuerdo a si poseen una cualidad positiva, o al contrario si comenten alguna clase de imprudencia.

Deja un comentario