Fábula el adivino

cuento del adivino con moraleja
fábula del adivino

Un adivino de prestigio ejercía su oficio en una plaza pública, de repente se le acercó un vecino para comentarle a gritos que las puertas de su casa estaban abiertas y que habían robado todo lo que había en su interior.

Salió corriendo para ver lo que había sucedido y uno de los que espectadores, viéndole correr, le dijo:

– Amigo adivino: tú que presumes de prever lo que ocurrirá a los otros, ¿por qué no has adivinado lo que te sucedería a ti?

Refrán o Moraleja de la Fábula corta el adivino

Hay personas que pretenden dirigir los asuntos que no les pertenece sin poder manejar los suyos propios.

Fin de la fábula corta el adivino

 

Fábulas relacionadas que te gustaran:

Deja un comentario