Fabula de la cigarra y la hormiga corta con moraleja

cuento hormiga y cigarra
La hormiga y la cigarra

Durante un verano una hormiga recorría los campos en buscas de alimentos en forma de  granos de cereal para guardarlos para el invierno.

Su amiga la cigarra la vio y se sorprendió de verla tan trabajadora en aquella época del año. Y le comentó que tonta eres trabajando en tal encantador tiempo.

En ese momento la hormiga no respondió; pero cuando llegó el invierno y la lluvia, la cigarra agotó su pequeña reserva de comida y fue a pedirle ayuda a la hormiga, entonces esta vez sí respondió:

– Amiga cigarra, si te hubieras esforzado en la época en que yo lo hacía  ahora no te faltaría el

sustento.

Moraleja de la fabula de la cigarra y la hormiga

Guarda excedentes de lo que consigues para que cuando vengan malos tiempos.

Fabulas relacionadas:

 

Deja un comentario