Fábula del asno con piel de león

fabula del asno vestido con la piel de leon
Asno con piel de leon

Cierto día un asno encontró un paquete en el camino. Al abrirlo para su sorpresa, encontró que contenía un disfraz de piel de león auténtica. El burro se puso tan contento con la piel que rápidamente quedó el asno vestido con la piel del león.

El asno con piel de león gritaba de júbilo:

-¡Estupendo! Justo lo que necesito. A continuación el burro con su piel de león fue a admirar su reflejo en el agua de una charca cercana.

-¡Ahora soy un león! ¡El asno vestido con piel de león va a enseñarles a todos a no reírse de este pobre burro más!

Y el burro con su disfraz de león se encaminó hacia el bosque con aire de superioridad.

El primer animal con el que se encontró fue un jabalí.

El pobre jabalí se dio tal susto que salió huyendo a toda prisa, se estrelló contra un árbol y cayó perdiendo conocimiento.

¡Que divertido! se dijo el asno disfrazado, satisfecho de su éxito.

Más tarde se cruzó con un zorro que, al verle, quedó paralizado de terror.

-Señor león, es usted un animal digno y noble.

¡Se lo suplico, no me devore! -imploró el zorro.

En poco tiempo el bosque entero era presa de una gran confusión a causa de este falso león.

Aterrorizados, los monos volaban de rama en rama y los conejos huían.

¡Que divertido!, se dijo el asno. Si rugiera como un león, aún les daría más miedo.

Y se puso a rugir. Al menos eso pensaba él, pues su rugido más bien parecía ..¡un rebuzno!

Y así es como se dieron cuenta los animales que el burro no era realmente un león, sino que llevaba una piel encima

A los días un labrador vio a un león en medio del bosque, y se llevó el susto de su vida pues no había leones por aquellos lugares. Mientras subía a un árbol apreció las orejas que le sobresalían a la piel de león y comprendió que realmente era el burro que estaba buscando.

Estoces el granjero se fue hacia él y le pegó un vapuleo de palos por darle tal susto y por haber escapado.

Moraleja de la fábula del asno vestido con piel de león

Ser alguien que no eres puede traer consecuencias en las relaciones con los demás. Nunca trates de aparentar lo que no eres.

Fin de la fábula del burro disfrazo con piel de león

 

Otras fábulas que te gustarán:

Deja un comentario